15 nov. 2014

El viaje de un Buitre leonado hacia el África subsahariana




Cada año, con la caída de las primeras lluvias otoñales y el descenso de las temperaturas se concentra en el estrecho de Gibraltar más de 5000 Buitres leonados inmaduros procedentes de varios puntos  de la península ibérica y los Pirineos, preparados para emprender un viaje migratorio que les llevara hasta el África subsahariana en busca de mejores condiciones climáticas y abundancia en alimentos, pero este viaje al paraíso perdido no estará excluido de los peligros, ya que lo primero que tendrán que afrontar desde sus puntos de partida serán los tendidos eléctricos y las palas de los aerogeneradores.

 
Bando de Buitres leonados volando cerca de aerogeneradores en pleno funcionamiento
Orilla sur del Estrecho

En el año 2009, 168 Buitres leonados caídos por colisión con aerogeneradores en la provincia de Cádiz, al igual pensamos que lo mismo estará pasando en la orilla sur del Estrecho debido a la presencia de varios parques eólicos en los corredores migratorios.

 Buitre leonado colisionado. Foto: José A. Gil

   Buitre leonado electrocutado

                                         Buitre leonado electrocutado                                

Pese a los 14 Km que separan la península iberica de Marruecos por el estrecho de Gibraltar, esta distancia  supone una gran barrera natural para los Buitres juveniles donde algunos de ellos no llegan a cruzar este corto recurrido por varias causas.

Buitre leonado encontrado muerto en una playa cerca de Castillejos-F'nideq 
a escasos kilómetros del Estrecho. Foto: Yasmina Fartakh

Los que ya hayan alcanzado las tierras africanas se dirigirán directamente hacia el sur con un solo objetivo es el de alcanzar la sabana Africana, lugar donde pasaran el invierno.

Durante este viaje, los Buitres pueden recurrir distancias de 200 hasta 300 Km por día con pausas a la hora de encontrar alguna carroña (algunas envenenadas) o a la hora de descansar y pasar la noche, en estas pausas los Buitres se vuelven muy vulnerables sobre todo cuando hacen paradas en zonas humanizadas o en la cercanías de los pueblos.

 Buitres en fase de repuso
  
En Marruecos el Buitre leonado está considerado  como una rareza dentro del pensamiento popular, y cuando se presenta la ocasión casi cualquier persona intentará atrapar o incluso matar a este bicho raro. Por falta de información o a veces por ignorancia cada año decenas de Buitres se ven sometidos a muchas irregularidades donde acaban vendidos en mercados o bien de mascotas en las fincas o azoteas de algunos curiosos.

  
                        Cadáveres de perros envenenados expuestos al aire libre                      
norte de Marruecos



    Buitre leonado recuperado (Ver vídeo)

     Intento de liberación (Ver vídeo)  


 
         Buitre leonado expuesto a la venta en una calle céntrica de Tetuan
   Foto: Omar Olmos

        Buitre leonado en libertad en una finca privada cerca de Cabo negro
(Ver vídeo




 Buitre leonado en la azotea de una casa en Tetuan
Ha podido cortar la cuerda y escapar pero con una grave inflamación. 

 Buitre leonado posado sobre una palmera/Torre de telecomunicación en Agadir
 Se le ve parte de una cuerda, posiblemente se escapo de algún sitio después de haberla cortado.
Foto: Ali Irizi

La ley prohíbe estas actuaciones, pero entre su aplicación y la realidad queda mucho que recurrir.

Hoy en día se está apareciendo una nueva era en Marruecos dirigida por internautas amantes de la naturaleza y de la vida salvaje, las costumbres se están cambiando y el efecto no tardara en llegar a los enclaves más remotos del país.




En el sur de Marruecos empieza uno de los ritos más difíciles. El Sahara una de las zonas más inhóspitas del mundo, con sus dificultades muchos Buitres se perderán en el desierto por falta de alimento y escasez de agua, solo los más afortunados llegaran a sus destinos.


 
Anillado por  QUERCUS, el 17 de Septiembre de 2013 en el municipio de Cegonhas Portugal
(Información y fotos obtenidos via Abdelaziz El Idrissi Essougrati  (GREPOM), Alfonso Godino y Irene Barajas (QUERCUS)   

Este viaje se repetirá cada año y los Buitres que hayan sobrevivido a estas dificultades permanecerán en sus territorios de cría en la península ibérica una vez  alcanzan la edad adulta, y así darán vida a una nueva generación que a su vez emprenderá un viaje a lo desconocido donde atravesara las mismas circunstancias o quizás peor. (Espero que no sera así)

Buitres leonados (Gyps fulvus) junto con Buitre moteado (Gyps rueppellii)